lunes, octubre 10

El grupo chino Alibaba entra en Hollywood de la mano de Spielberg

10 de octubre, 2016 (AFP). Alibaba, el grupo del magnate chino Jack Ma, invertirá en la firma del director estadounidense Steven Spielberg y ambos coproducirán películas dirigidas especialmente al lucrativo mercado chino, en la última ofensiva china en Hollywood.

Alibaba Pictures, la filial cinematográfica del gigante Alibaba, comprará una participación minoritaria de Amblin Partners, creada bajo la égida de Spielberg y que incluye los estudios DreamWorks, según un comunicado conjunto.

Ambos socios constituirán una "alianza estratégica" para coproducir y financiar películas destinadas al "público chino e internacional". Alibaba Pictures tendrá un puesto en el consejo de administración de Amblin.

Jack Ma, primera fortuna de China, se hallaba el domingo en Pekín junto a Spielberg para presentar la operación, cuyos términos financieros no fueron revelados.

"A nivel humano, compartimos los mismos valores en Oriente y Occidente", dijo Spielberg, citado en el comunicado. "Aportaremos más de China a EEUU y más de EEUU a China", agregó.

Por su parte, Ma afirmó que el mercado chino reclama una oferta diversificada de largometrajes y aseguró que la "colaboración" con Amblin "podrá servir de puente cultural".

El mercado chino es crucial para los estudios norteamericanos: si bien la venta de entradas en China cayó un 16% en el tercer trimestre, en 2015 se disparó casi un 50%, alcanzando oficialmente los 6.800 millones de dólares.

Estas cifras hacen de China el segundo mercado mundial, después de América del Norte. Según el gabinete PricewaterhouseCoopers, la recaudación de taquilla china alcanzará los 8.900 millones de dólares en 2019, superando a la estadounidense.

En este contexto, Hollywood está ávido de coproducir con los grupos chinos, ya que esto permite evitar las drásticas restricciones impuestas por Pekín, que solo autoriza la exhibición anual de una treintena de películas extranjeras en la gran pantalla.

Más allá de las salas de cine, el "ecosistema" de Alibaba ofrece otras salidas, con su sitio de videos en continuo Youku Tudou y sus plataformas de venta donde pueden comprarse billetes y productos derivados.

"No venimos a comprar todo Hollywood"


Pero evitar las cuotas chinas no es el "objeto" del acuerdo, dijo en una entrevista Zhang Wei, presidenta de Alibaba Pictures, publicada por los sitios de Alibaba.

"No es solo un acuerdo financiero(...) Hollywood está inundado de flujos de dinero que proceden de China y muchas personas (en Estados Unidos) nos han contactado. A menudo, (sólo) nos ven como una fuente de capital y una manera de entrar en China", lamentó.

Lo que busca Alibaba es aumentar su oferta de contenidos y posicionarse a "largo plazo" en este mercado, agregó. De hecho, el grupo de Jack Ma parece pisarle los talones al conglomerado chino Wanda, dirigido por el multimillonario Wang Jianlin.

Este compró a principios de 2016 el estudio de Hollywood Legendary Entertainment (Jurassic World, Godzilla) por 3,500 millones de dólares, antes de asociarse el mes pasado a Sony Pictures para producir películas. Además, podría estar interesado en una participación en Paramount.

Otras firmas chinas también han aterrizado en Hollywood, como el fondo de inversiones China Media Capital, que lanzó una empresa con el gigante Warner Bros para hacer películas. Las recientes ofensivas financieras de Wanda llamaron la atención de Washington.

Dieciséis parlamentarios estadounidenses se alarmaron el mes pasado de una posible "extensión del control de la propaganda (china) en los medios estadounidenses", señalando las estrechas relaciones entre Wang Jianlin y el régimen comunista.

Alibaba esquiva la cuestión: "La taquilla se está internacionalizando para los estudios, muchos contenidos se concentran en temas y valores universales (...) Además, no es que nos vean llegar a Hollywood para comprarlo todo, sólo adquirimos una participación minoritaria en Amblin", defendió Zhang.