lunes, enero 30

'Hidden Figures' logra el mayor premio de los SAG Awards

30 de enero, 2017 (AFP). La comedia dramática biográfica de Fox 'Hidden Figures' logró el domingo el mayor premio de los Screen Actors Guild (SAG) Awards, considerados un indicador de los Óscar.

Con los protagonistas de Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monae, 'Hidden Figures' (Talentos ocultos), obtuvo el trofeo de desempeño extraordinario de un elenco en una película, el equivalente del Sindicato de Actores de EUA al Óscar a la mejor película.

El galardón a la cinta de Theodore Melfi, que narra la historia de las matemáticas afroestadounidenses que ayudaron a la NASA a llevar a los primeros hombres al espacio, fue una sorpresa, pues todo apuntaba al triunfo de 'Manchester by the Sea' (Manchester frente al mar), de Kenneth Lonergan.

También derrotó al drama 'Moonlight', a la comedia 'Captain Fantastic' y a la historia de relaciones raciales 'Fences'.

Gracias a este premio, 'Hidden Figures' gana puntos cara a los Oscar. El año pasado, la cinta 'Spotlight', sobre el equipo de periodistas que destapó un escándalo de pederastia en la Iglesia católica estadounidense, se llevó el máximo galardón del SAG y luego el Óscar a la mejor película.

Casey Affleck, estrella de 'Manchester by the Sea', nominado al Óscar como mejor actor, también fue desplazado, pues el SAG de la categoría recayó en Denzel Washington por 'Fences'.

Washington, de 62 años, con dos Óscar en su haber, también se impuso frente a Andrew Garfield ('Hacksaw Ridge'), Viggo Mortensen ('Captain Fantastic') y Ryan Gosling ('La La Land').

En la categoría de mejor actriz, ganó Emma Stone por 'La La Land', el tributo de Damien Chazelle a la era de oro de las comedias musicales de Hollywood.

Los premios a las actuaciones de reparto fueron para Mahershala Ali por 'Moonlight' y Viola Davis por 'Fences'.

Ali, de 42 años y conocido por su papel como jefe de gabinete de la Casa Blanca en el drama político 'House of Cards', de Netflix, pronunció un emotivo discurso sobre la necesidad de apoyar a los marginados.

"Creo que lo que aprendí trabajando en 'Moonlight' es que vemos lo que ocurre cuando perseguimos a las personas: se meten dentro de sí mismas", señaló Ali, un musulmán hijo de una pastora cristiana, mientras contenía las lágrimas.

"Premio legítimo"


En lo que respecta a la televisión, cinco series ostentaban tres nominaciones cada una: 'The Crown' y 'Stranger Things' de Netflix, 'Game of Thrones' y 'Westworld' de HBO, y 'The People vs. O.J. Simpson: American Crime Story' de FX.

'The Crown', que sigue las peripecias de la familia real británica durante la posguerra, obtuvo el premio a la mejor actuación para John Lithgow y Claire Foy.

'Stranger Things', en tanto, se alzó con el premio al mejor elenco en una serie dramática.

La entrega de premios estuvo marcada por discursos denunciando el decreto del presidente estadounidense, Donald Trump, que suspendió temporalmente el ingreso a EUA de refugiados y ciudadanos de siete países musulmanes.

Julia Louis-Dreyfus, que logró su segundo premio SAG como actriz de comedia en 'Veep' (su octavo trofeo en total), dedicó su discurso únicamente a Trump.

Dreyfus —cuyo padre huyó de la Francia ocupada por los nazis— dijo que amaba EUA pero que odiaba sus defectos y que "esta prohibición migratoria es un defecto".

La actriz de 56 años también se burló de la atención que prestó Trump a la concurrencia a su toma de posesión y a sus alegaciones de fraude electoral.

"Independientemente de que los rusos piratearan o no los premios SAG, miro al millón, o tal vez millón y medio de personas en esta sala y afirmo que este premio es legítimo y que lo ha ganado", afirmó.

La gala del SAG es la segunda de la brillante temporada de premios y antesala de los Óscar que se entregarán el 26 de febrero.

Pese a que tiene un perfil menor que los Globos de Oro —otorgados más temprano este mes y en los que arrasó 'La La Land' ganando las siete categorías a las que había sido nominada— los premios SAG son considerados un indicador de los Óscar, pues sus miembros representan a unos 1,200 de los cerca de 6,000 votantes que deciden los premios de la Academia.