jueves, enero 26

Mary Tyler Moore, ícono y revolucionaria de la televisión en EEUU

(Reuters) - La actriz Mary Tyler Moore, quien conquistó la televisión estadounidense como una desenfadada ama de casa de los suburbios en el programa "The Dick Van Dyke Show" y luego como una feminista en ciernes en "The Mary Tyler Moore Show", murió el miércoles a los 80 años, dijo una representante.

Moore, quien ganó siete premios Emmy por su trabajo en televisión, falleció acompañada por sus amigos y su esposo, el doctor S. Robert Levine, dijo la representante Mara Buxbaum en un comunicado.

La actriz estuvo gravemente enferma los últimos dos años, cuando fue hospitalizada varias veces y sufrió de problemas cardíacos y renales, dijeron amigos cercanos. Era diabética y en el 2011 debió someterse a una cirugía por un tumor cerebral benigno.

El programa que llevaba su nombre y "The Dick Van Dyke Show" fueron de las series de comedia más populares de su tiempo. El primero figuró en el séptimo lugar de una lista de TV Guide en el 2013 de los mejores programas de televisión.

Al ser consultada en 2012 cuando recibió un premio a la trayectoria por parte del Sindicato de Actores sobre cómo quería que la recordasen, Moore dijo: "Como una buena compinche. Como alguien que estaba feliz la mayor parte del tiempo y se enorgullecía de hacer reír a la gente cuando podía hacerlo".

El veterano periodista Larry King dijo en Twitter que Moore era "una querida amiga y una persona verdaderamente fabulosa. Una luchadora". Moore destacó en la televisión a comienzos de la década de 1960 cuando muchas de las mujeres protagonistas eran madres y amas de casa como June Cleaver en "Leave It to Beaver".

Su personaje Laura Petrie se quejaba de su esposo en momentos de exasperación en "The Dick Van Dyke Show" pero no se reflejaba en el estereotipo de la época.

Su papel en "The Mary Tyler Moore Show" fue más allá, ya que se enfocaba en la carrera de la protagonista como una asistente de producción, vivía sola, no estaba en busca de un esposo y protestaba porque no le pagaban como a sus colegas masculinos. Para los estándares televisivos de la década de 1970, era una feminista en ciernes.

"Mary Tyler Moore cambió el mundo para todas las mujeres. Le envío mi cariño a su familia", dijo la comediante Ellen DeGeneres. 

Moore, famosa por un sitcom que llevaba su nombre en la década de los 70, padecía desde hace años diabetes y en 2011 se sometió a una cirugía de cerebro.

"Hoy, nuestra amada Mary Tyler Moore falleció a la edad de 80 años en compañía de sus amigos y su amado esposo por 33 años, el Dr. S. Robert Levine", expresó su representante, Mara Buxbaum, en una nota enviada a la AFP.

"Una actriz pionera, productora y apasionada defensora de la Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, Mary será recordada como una valiente visionaria que cambió el mundo con su sonrisa", añadió.

La revista Time calificó su programa, "The Mary Tyler Moore Show", como uno de los 17 que "cambiaron la televisión".

En la época en que salió al aire la trama era radical: una mujer soltera, independiente y que seguía su sueño de ser reportera de televisión.

El programa inspiró otros shows basados en el peculiar y excéntrico elenco original.

Como alta ejecutiva de MTM Enterprises, Moore y su entonces esposo Grant Tinker crearon y produjeron el "The Mary Tyler Moore Show" y los derivados, y fueron además responsables de otros éxitos de la televisión como "Hill Street Blues", "St. Elsewhere" y "Remington Steele".

La reina de la televsión Oprah Winfrey ha dicho que Moore fue una de sus inspiraciones en el oficio. Aseguró que de niña veía el programa todas las semanas y quería "ser Mary Tyler Moore" y "quería vivir donde Mary vivía".

- "Pan comido sin esfuerzo" -

Su primer gran éxito fue en 1961, cuando interpretó la aguerrida esposa y ama de casa Laura Petrie en el "The Dick Van Dyke Show".

En ese popular programa, la famosa pareja dormía en camas individuales separadas y Moore estaba limitada a usar pantalones capri en apenas una escena por episodio.

Van Dyke dijo que trabajar con la "hermosa, brillante y talentosa" Moore fue "pan comido sin esfuerzo".

Al hablar en 2012 en el premio del sindicato de actores (SAG), donde Moore recibió un homenaje a su carrera, Van Dyke indicó que al comienzo tenía dudas sobre esta actriz de 20 y tanto años y se preguntaba: "¿Podrá hacer comedia?".

Resultó, dijo, que podía hacer "de todo". Bailó, cantó, hizo payasadas, además de tener una química tan perfecta tras la pantalla que muchos televidentes se preguntaron si la pareja estaba casada en la vida real.

En la gran pantalla, Moore protagonizó con Elvis Presley "Change of Habit" ("Este es mi camino" y "Cambio de hábito", 1969) y con Julie Andrews, "Thoroughly Modern Millie" ("Millie, una chica moderna", 1967).

Fue nominada al Óscar por su papel en el drama dirigido por Robert Redford, "Ordinary People" ("Gente como uno" y "Gente corriente", 1980).

Fue galardona con varios premios Emmy por su trabajo en televisión y ganó un Tony por su trabajo en el musical de Broadway "Whose Life Is It Anyway".

Tras bastidores, Moore enfrentó varios problemas personas, incluido el de la adicción al alcohol.

Su único hijo, Richie, fruto de su primer matrimonio con Richard Meeker, sufrió problemas emocionales y drogadicción. Se mató de un disparo en 1980, a los 24 años, en un hecho que oficialmente fue catalogado de "accidente".

Moore, que nació en Brooklyn pero se mudó a California siendo una niña, se casó con Levine, su tercer esposo, en 1983. Era una defensora de los derechos de los animales y activista por la diabetes, que le diagnosticaron a los 30 años.

La enfermedad "tomó el control, no se encuentra bien", dijo Van Dyke en el programa "Larry King Now" en octubre de 2015. AFP.com