miércoles, febrero 15

El drama de los refugiados también sigue en la Berlinale

(AFP). "Mañana, a lo mejor será usted el refugiado", lanzó este martes (14 de febrero) en la Berlinale el cineasta finlandés Aki Kaurismaki al presentar "The other side of hope", segunda entrega de su trilogía sobre el exilio, en liza por el Oso de Oro.

Con esta película "quiero intentar cambiar Europa", donde el sentimiento antiinmigración es creciente. "Al menos para las cuatro personas que la verán", bromeó el director ante la prensa.

Su primer largometraje narraba las dificultades de un joven africano 'simpapeles' en Francia y en éste se trata de un migrante sirio bloqueado contra su voluntad en la fría Finlandia, un personaje encarnado por el actor sirio Sherwan Haji.

Kaurismaki denuncia la burocracia de su país, que se niega a concederle el permiso de residencia.

En 2015, Finlandia, con 5.4 millones de habitantes, acogió a más de 32,000 solicitantes de asilo, en su mayoría iraquíes, afganos y somalíes.

Pero al igual que muchas otras capitales europeas, restringió las condiciones de admisión en 2016.

Kaurismaki agradeció a la canciller alemana Angela Merkel haber acogido hace dos años a centenares de miles de demandantes de asilo. "Al menos ella se interesó por su suerte", dijo.

El jurado del año pasado otorgó el máximo premio del festival al documental italiano sobre los refugiados "Fuocoammare".

El próximo sábado dará a conocer al ganador del Oso de Oro, por el que compiten dos filmes latinoamericanos: "Una mujer fantástica", del chileno Sebastián Lelio —aclamado por la crítica en Berlín—, y "Joaquim", del brasileño Marcelo Gomes, cuyo pase ante la prensa será el jueves.